Kit para limpiar pantallas táctiles


Los dispositivos que cuentan con pantalla táctil nos encantan. Son modernos y prácticos pero tienen un gran problema: la pantalla se ensucia con facilidad y limpiarla no siempre es fácil.

Si queremos terminar con esas huellas de dedos que tanta rabia dan cuando las vemos, lo mejor que podemos hacer es optar por el novedoso iPhone Stylus and Touchscreen Cleaning Kit, un set de limpieza que deja las pantallas táctiles como nuevas.


Cuenta con una lapicera que se rellena con un producto de limpieza. Posteriormente hay que frotarla sobre la pantalla hasta que quede brillante y seca. Nuestro dispositivo no sufrirá ningún tipo de avería por utilizar este producto.

El kit incluye un lápiz para no utilizar los dedos y una bolsa para guardar el dispositivo que está fabricada en microfibra, lo que permite que se pueda utilizar para quitar el polvo que pueda tener. ¿Su precio? Tan sólo 9 euros.

Limpiar el ordenador


Tu ordenador es una delicada y costosa pieza que no se debe ensuciar. Los ordenadores atraen el polvo, las huellas y cualquier mancha que puedas imaginar. Puesto que tienes que limpiar tu equipo con líquidos y gamuzas, es mejor que sepas con qué productos hacerlo y cómo utilizarlos. Existen diferentes productos en el mercado específicamente para la limpieza de equipos, pero no todos son buenos.

Lo primero que quieres hacer es limpiar la carcasa. Empapa un paño o una toallita con limpiador de cristales o un producto desengrasante con fórmula no abrasiva. Asegúrate de humedecer el paño sólo ligeramente para que no te gotee. Limpia con cuidado la carcasa y presta especial atención a la parte trasera (ranuras, agujeros de ventilación, etc.).


Para limpiar el teclado puedes comprar un producto especial que es simplemente aire comprimido. Es como un spray que expulsa aire y quita todas las porquerías que tienes entre las teclas. Este producto es especial para el teclado, no lo utilices en el interior del ordenador a no ser que el producto lo especifique.

El ratón es la pieza más fácil de limpiar. Limpia su carcasa exterior con un trapo húmedo con limpiacristales. Si todavía tienes un ratón con bola, desenrosca la parte de abajo y sácala. Limpia las barritas laterales del interior con mucho cuidado ya que es donde se acumula porquería. Vuelve a introducir la bola y enrosca de nuevo la tapa. Verás cómo va mucho mejor. Procura limpiar a menudo tu equipo y si no te atreves a limpiar el interior de tu CPU llévala a algún sitio especializado donde te limpien el interior.