¿Eres un enfermo de la tecnología?


Nuestra dependencia de la tecnología es cada vez mayor. Sobre todo, en las generaciones más jóvenes. Ya hay especialistas médicos que tratan los trastornos relacionados con la excesiva dependencia a la tecnología. Serán profesionales a los que no les va a faltar trabajo.

Tal vez te preguntes si tú sufres alguno de estos trastornos. Algunos son fácilmente detectables, pero otros no tanto. Te presentamos algunos de los más comunes. Analiza tu comportamiento y comprueba si haces un uso sano de la tecnología o debes buscar ayuda.

Llamada imaginaria

A veces, pensamos que el móvil ha sonado, pero, al mirar la pantalla, comprobamos que no ha sido así. No es grave si esperamos una llamada urgente o importante puntualmente, pero si ocurre a menudo, algo no va bien. Puede ocurrir con el sonido o con la vibración. El cerebro asocia el móvil con otros impulsos y confunde la mente.

Depresión por culpa de Facebook

Parte de una obsesión por las redes sociales que se canaliza en sentimientos negativos como la envidia, la frustración o la depresión. Se caracteriza por esperar a todas una respuesta de los contactos, que comenten una foto o que nos respondan enseguida. El trastorno se conoce como FOMO (miedo a perderse algo, por sus siglas en inglés: Fear Of Missing Out).

Nomofobia

Quienes la padecen no pueden soportar quedar sin conexión con el móvil, no pueden salir de casa sin el teléfono o, si se quedan sin batería, entran en pánico. El resultado: inestabilidad, agresividad, problemas de concentración, estrés…

Teclear un SMS mientras se duerme

Son personas que duermen con el teléfono al lado y, al recibir una notificación, responden sin despertar del todo. Al día siguiente, no siempre lo recuerdan y los mensajes pueden ser inteligibles o, peor aún, embarazosos.

Cibercondría


Es una combinación de hipocondría y dependencia de las búsquedas en internet. Se buscan en la red los síntomas de una enfermedad sin consultar a un médico.

Dependencia a los videojuegos

Personas que pasan mucho tiempo jugando en línea. El jugador obsesivo puede llegar a morir.

Tensión ocular

Provocada por pasar muchas horas frente a la pantalla del ordenador, lo que produce vista cansada y deshidratación. Para evitarlo hay que hacer descansos frecuentes y ejercicios moviendo los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *