Algunos adolescentes teclean mensajes en el móvil mientras duermen


Camino por la calle y tengo que sortear a las personas que tienen inmersa su cara y su atención en el móvil, tecleando mensajes mientras andan sin mirar lo que tienen delante. En el metro, pocos son, y menos aún si son jóvenes, los que no están atentos a su smartphone, bien porque mandan mensajes a sus amigos, bien porque están jugando. El viaje se hace más corto.

La dependencia de los dispositivos móviles es cada vez mayor. Ya se comienza a hablar de enfermedades en relación con esto. Y ahora han descubierto que, ya que los sueños son un reflejo de nuestra vida y nuestros deseos, muchos adolescentes hacen el gesto de teclear mientras duermen. Literalmente no dejan de usar el móvil ni siquiera cuando están dormidos.

Tal vez la explicación sea que se han dejado, durante el día, cuando están plenamente conscientes, mensajes por enviar. Pero puede ser un problema muy serio, el comienzo de una adicción difícil de superar.

Hay quienes duermen con el teléfono encendido y, cuando reciben un mensaje, les medio despierta y lo medio contestan con un texto incomprensible. Quizá no saben lo que escriben. Y al día siguiente… quizá se arrepientan. Otros, al despertar, ni siquiera se acuerdan de haber escrito esos textos. Pero quedan grabados, así que no pueden negarlo.

Enfrentarse al problema


Por otra parte, los más enganchados a los mensajes de móviles no duermen lo suficiente. Es un comportamiento inconsciente que se produce en sueños que puede durar entre 90 minutos y dos horas. El remedio es fácil: apagar el teléfono por la noche. Pero muchos no son capaces.

En todo caso, si la obsesión es muy fuerte, el adolescente hará el gesto de teclear en el móvil aun sin tener éste encendido o sin tenerlo en sus manos. Quizá sea hora de pensar seriamente en un tratamiento de desintoxicación de móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *