De la tinta electrónica al papel electrónico


A la velocidad a la que avanza la tecnología y con los primeros grandes pasos dados en el ámbito de la tinta electrónica, los consumidores esperan expectantes cualquier mejora en los dispositivos que utilicen esa nueva tecnología.
Realmente en la actualidad sólo se aspira a la mejora en la resolución de las pantallas de dichos dispositivos y a la ansiada aparición del color. La flexibilidad del papel electrónico y su utilización táctil, son otras mejoras que el usuario o consumidor espera que no tarden demasiado en llegar.

Papel electrónico en color

Algunas empresas ya han probado con dispositivos que reproduzcan colores, sobre todo mediante filtros, consiguiendo resultados notables, como es el caso de la compañía E-Ink, que presentó un modelo listo para comercializar a finales de 2005. El mayor inconveniente de este tipo de dispositivo es el poco brillo que consigue la pantalla y lo caro que resultan los materiales para su fabricación.

En 2006 fue Fujitsu quien se aventuró en lanzar una pantalla de cristal líquido en color que, una vez cargada la imagen, no era necesaria la energía eléctrica para mantenerla visible. De esa idea surgió el lector FLEPIa, papel electrónico a color, que no fue para nada un éxito de ventas por su elevado coste, más de 18.000 €.
Más tarde Fujitsu tambié, mejoró FLEPIa y abarató su coste dejándolo en 750 €, quedando todavía fuera del alcance del gran público.
En la actualidad ha sido Philips quien más se ha aproximado ya que ha conseguido crear un papel electrónico a color mucho más brillante y real que las imágenes que se podían mostrar en una pantalla LCD.

El modelo más espectacular que se ha podido ver ha sido el desarrollado por Bridgestone, un libro electrónico de 13 pulgadas, además de táctil.


La flexibilidad, un punto importante en los dispositivos

Como mencionábamos anteriormente, una característica que se busca desesperadamente en esta nueva gama de dispositivos en la flexibilidad, hecho que incrementa los problemas en la producción de estos libros electrónicos, por el soporte y los precios que pueden llegar a alcanzar en su fabricación.

Libros electrónicos táctiles

De todas las características que se buscan en el papel electrónico, el aspecto táctil es el que más avanzado se encuentra, pues ya disponemos de dispositivos de papel electrónico que nos permiten la total integración táctil, utilizado principalmente para la educación, para facilitar la toma de notas o el enriquecimiento de texto y así interactuar de alguna forma con nuestro nuevo tipo de libro.

El futuro está en Pixel Qi

Como no está nada garantizado el futuro del papel electrónico o de las pantallas LCD en toda esta batalla de los libros electrónicos, la iniciativa de Pixel Qi entró al mercado dando aire fresco a este mercado.
La empresa encargada de Pixel Qi está revolucionando el mercado creando un papel electrónico en color con funciones de vídeo que pueda producirse de forma masiva y con un bajo coste. La pantalla se llamará 3Qi y podrá comportarse de tres formas distintas: la primera, iluminación convencional, trasera y color, la segunda en color, pero consumiendo muy poca energía y la tercera en escala de grises, con muy bajo consumo y con la que no tendremos problemas de iluminación alguno gracias a su escala cromática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *