Cómo encontrar el mejor ordenador para el colegio

portatil-ninos
Llega septiembre y con ello la vuelta al cole. Recargadas las energías, es momento de organizar el curso y adaptarse a las nuevas necesidades. Esto afecta directamente a los jóvenes estudiantes, que ven como su crecimiento va ligado a una mayor dedicación en la escuela. Tienen más capacidad y las exigencias suben, así que es momento de comprarles su ordenador.

¿Cuál elegir? No es tarea fácil, porque hay mucha variedad de diferentes presupuestos y características. El sector de los ordenadores portátiles crece a pasos de gigante, a medida que la tecnología mejora y alcanza cotas de innovación desconocidas hasta entonces. La calidad gráfica, la velocidad del procesador, la capacidad de almacenamiento. Todo influye. La primera tarea, y muy importante, es decidir qué uso tendrá el ordenador, ya que según las necesidades del joven, el filtro empieza a funcionar. Todos los modelos cuentan con la capacidad y características necesarias para cumplir con los objetivos básicos, ligados principalmente a un uso estudiantil. Pero una vez se llega a este punto, quizá hay otros detalles que merece la pena contemplar y aquí toca explicar y elegir. Un dato importante: no todo es Mac. Apple está entre las firmas destacadas, pero no es la única; y cada vez con más acierto la competencia ha ido acercándose al gigante en prestaciones, y con un precio mucho más asequible.

Factores

La potencia es uno de ellos y adquiere un papel relevante en el buen funcionamiento de un portátil. Teniendo en cuenta las necesidades de un joven, y sin renunciar a la posibilidad de jugar, los modelos Inter Core i3 con 2 Gigaherzios de procesador cumplen con creces los requisitos. Los estudiantes pueden trabajar con normalidad con una potencia básica de 2 GB y una memoria soportada de 16GM, si bien se recomienda multiplicar al menos por dos estas cifras.

El tamaño y la calidad de la pantalla también es importante. Son jóvenes y todavía están desarrollando su faceta visual, así que no es recomendable exponerlos a riesgos que pudieran afectar sus capacidades futuras. En ese sentido, se recomienda utilizar pantallas con al menos 15 pulgadas, que es un tamaño suficiente para que trabajen sin tener que forzar la vista. Otro aspecto destacado es la calidad de la resolución y aquí la mejor elección es buscar modelos Full HD. Si bien exigen una inversión mayor, ésta se traduce en un mayor rendimiento. Por ello es importante prestar atención al tipo de procesador gráfico.

El sistema operativo instalado es también un factor determinante. La mayoría de nuevos ordenadores incluyen la última actualización de Windows, que es la 10 Pro. Es una buena idea dedicar tiempo a este apartado, ya que es determinante para el futuro del joven. El sistema operativo influye de forma decisiva en los conocimientos informáticos y posibilidades que tendrá. La mayoría de empresas se han asociado con Windows, así que la mejor opción es buscar un portátil que siga esta línea. Los Mac de Apple siguen otro camino y quizá no sea ahora el momento de abrir esta puerta, ya que puede suponer una limitación de cara al futuro.

Modelos

La compañía Asus tiene una amplia oferta de ordenadores portátiles a buen precio y que pueden concordar con las características de un estudiante. Hay modelos básicos a partir de 350 euros como el D515DA que garantiza un adecuado uso para trabajar y navegar por Internet. Tiene un procesador de 8 gigas de memoria y las conexiones USB y micro SDI más recientes, lo que es suficiente para el uso que puede dar el menor. A modo de primer ordenador, y sin necesidad de hacer una alta inversión, puede ser una buena idea. Si se realiza el uso adecuado, este modelo puede durar hasta el fin de la etapa estudiantil.

La línea de Asus no se queda en los tipos más económicos, ya que presenta ejemplares más potentes y adaptados perfectamente a las necesidades de los jóvenes. Un ejemplo es el Vivo Book, que si bien sube el precio a partir de los 550 euros, sus mejoras también crecen. Es más fino, lo que permite transportarlo con comodidad, y crece en cuanto a potencia y calidad gráfica, con una pantalla HD. Es ideal para aquel estudiante que sale bastante de casa.

Otra empresa con una buena oferta de ordenadores portátiles para estudiantes es HP, cuyo modelo 15S-EQ cumple con los requisitos para este perfil. Su uso recomendado es doméstico y dispone de una potencia RAM y un almacenamiento adecuado para trabajar. Su precio oscila en torno a los 500 euros, al igual que la gama Travel Mate P2 de Acer, otra marca que puede ayudar a los jóvenes en sus objetivos. Destaca por la buena calidad de su pantalla, así como por las características de las salidas de sonido, entre otros factores. Son funciones que ponen el acento en la visualización de vídeo, un sistema cada vez más habitual en el proceso educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.