Cómo ahorrar energía con tu ordenador

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La energía eléctrica no es infinita, su consumo conlleva un gasto y también contamina. De modo que para ser ecológicos debemos optimizar nuestro gasto energético con tu ordenador y colaborar con el cuidado del planeta.


El primer hábito que debes de tomar es apagar el monitor durante las pausas breves, por ejemplo cuando sales al almuerzo, tienes reuniones, llamadas de teléfono o haces un merecido descanso.


Configura el monitor para atenuar la luminosidad de la pantalla después de un determinado tiempo de no utilizarse.


Reduce el brillo de tu monitor editando el panel de control de tu pantalla.


Coloca fondos de pantalla o wallpapers oscuros para así disminuir la intensidad lumínica y, por lo tanto, la energía consumida.


Evita encender y apagar el ordenador varias veces al día. Cada arranque consume tanta energía como tenerlo abierto durante 20 minutos de forma inactiva.


Mejora el rendimiento de tu ordenador eliminando los archivos temporales, vaciando la papelera de reciclaje, el historial de navegación y las cookies.


Apaga los dispositivos periféricos tales como impresoras cuando no los utilices.


Cierra los programas y ventanas que no estés utilizando, con esto conseguirás aumentar el rendimiento de la máquina y disminuir el consumo energético.


Mantén limpio el interior del CPU. El polvo que se acumula en el interior de la torre disminuye el rendimiento y aumenta el gasto energético.


Si tu ratón (mouse) continúa encendido después de apagar tu unidad será mejor desconectarlo por completo del ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *