Baltasar Garzón defenderá a Julian Assange


El combativo juez español Baltasar Garzón ha sido contratado por Julian Assange para su defensa personal ante los cargos relacionados con Wikileaks, la web en la que se publican informes anónimos y documentos filtrados con contenido que no ha gustado a los grandes dominadores del mundo: las religiones mayoritarias, las grandes corporaciones y los países ricos.

Baltasar Garzón ha sido inhabilitado en su propio país, España, por la investigación que llevó a cabo para esclarecer los crímenes de la represión franquista. No ha sido el único caso polémico. Ha investigado el terrorismo de Estado de los GAL, ha investigado a la banda terrorista ETA y a su entorno y ha luchado contra el narcotráfico. Sin duda, para Garzón la justicia está por encima de opiniones personales y presiones externas, por muy poderosos sean quienes ejerzan esa presión.

El señor Assange ha pedido los servicios del abogado Baltasar Garzón para tratar el caso de solicitud de asilo político que ha presentado en Ecuador, según ha explicado el ministro de Relaciones Exteriores del país andino, en cuya embajada en Londres está refugiado Julian Assange.

Garzón conversó con el periodista australiano en una reunión privada en la sede de la Embajada de Ecuador en Londres, sobre una nueva estrategia jurídica que buscará defender a WikiLeaks y a su fundador de los abusos del proceso y de arbitrariedades del sistema financiero internacional que pondrán de manifiesto el alcance real de la operación contra Julian Assange.

Baltasar Garzón mostró su grave preocupación por la ausencia de garantías con las que se está actuando contra el fundador de WikiLeaks y el acoso al que está siendo sometido, algo que tiene consecuencias en su salud física y mental. Garzón sabe bien de lo que habla, ya que él sufrió una persecución similar.

Ha criticado, así mismo, la actitud coactiva del Gobierno británico, que no ofrece garantías creíbles respecto de Suecia y Estados Unidos y está moviendo todos los hilos a su alcance para acabar con una situación que le perjudica políticamente.

Julian Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 y acusado de violación y agresión sexual. Muchos ciudadanos del mundo, en especial, los internautas opinan que Assange es un preso político al que no se perdona la publicación de informes anónimos y documentos filtrados que han revelado aspectos muy sucios de la política mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.