Cómo desinstalar Windows Defender
Desde hace algunos años la empresa Microsoft viene incluyendo en sus sistemas operativos, tanto en Windows Vista como ahora en Windows 7, el programa llamado Windows Defender, que se encarga de proteger y analizar periódicamente nuestro equipo, pero, en ocasiones reduciendo notablemente el rendimiento de nuestra máquina. Esta aplicación también la podemos encontrar mediante descarga o en Windows Update si no disponemos de ellas.

Windows Defender previene en cierta medida, algunos de los ataques producidos por diversos tipos de software maliciosos, pero no ofrece una protección totalmente completa, pues la tendrás que complementar con antivirus tanto de pago como las versiones gratuitas de los mismos.

Algunas de nuestras recomendaciones son Avast!Antivirus, Nod32 o AVG Antivirus, como alternativas totalmente seguras y gratuitas para proteger nuestros ordenadores de ataques espía, malware y cualquier virus con el que nos podamos encontrar por la red, ya que actualizan diariamente y de manera gratuita sus bases de datos.

Por ello, y debido a la incompatibilidad de Windows Defender con algunos antivirus se recomienda que se desinstale por completo Windows Defender de nuestro sistema operativo siguiendo estos pasos:

Cómo desinstalar Windows Defender
1- Abre la aplicación
2- En la página de “Herramientas y configuración”, selecciona “Herramientas” y luego “Opciones”.
3- Desmarca la opción “Usar Windows Defender”. Guarda las opciones y cierra la aplicación.
4- Ve a Inicio → Ejecutar y escribe en el recuadro el comando msconfig
5- En la pestaña que aparece de “Inicio de Windows”, desmarca Windows Defender y sal sin reiniciar.
6- Ahora ya puedes ir a inicio –> Configuración → Panel de Control y desinstala el programa.

Una vez reiniciado el equipo Windows Defender habrá quedado totalmente desinstalado de nuestro sistema operativo.