Microsoft compra la división de teléfonos móviles de Nokia


A Nokia no le ha quedado más remedio que dejarse absorber por un gigante como Microsoft. La compañía estadounidense se ha hecho con la división de teléfonos móviles y con la cartera de patentes de la firma escandinava, por lo que en la práctica hablamos de una absorción que es total.

Por la división de teléfonos móviles pagarán 3.790 millones de euros, mientras que por la cartera de patentes el desembolso será de 1.650 millones. En total, 5.440 millones de euros para llevar a cabo una operación que ya ha sido aprobada tanto por los reguladores estatales como por los accionistas de ambas compañías.

Pérdidas de 5.000 millones de euros en los últimos 9 trimestres

El futuro de Nokia era más bien negro porque el presente ya estaba siendo demasiado cruel con ellos. La multinacional escandinava llegó a ser la número uno en la venta de teléfonos móviles cuando estos empezaban a convertirse en una necesidad para todas las personas, pero con el paso de los años su popularidad ha ido decreciendo a un ritmo vertiginoso. ¿Los culpables? Apple y Samsung, quienes se han hecho con los trozos más grandes de un pastel en el que participan varias marcas gracias a sus novedosos smartphones.

Algo parecido a lo que hizo Google

Una de ellas es Google, que curiosamente siguió una estrategia muy similar a la que está llevando a cabo ahora Microsoft. En 2011 compró Motorola para crecer en un sector cada vez más importante en el mundo de las telecomunicaciones. Steve Ballmer, consejero delegado de la compañía con sede en Seattle, está convencido de que todas las partes implicadas van a salir ganando:

Es ambicioso paso para el futuro, una situación que beneficia a ambos, a los empleados, a los accionistas y a los consumidores. Los dos equipos juntos acelerarán la cuota de mercado de Microsoft y sus beneficios en teléfonos.

Veremos si Microsoft es capaz de sacar provecho a esta absorción. El mercado está bastante saturado y hay que hacer las cosas muy bien para convencer a los potenciales consumidores. ¿Qué tal si rebajan un poco los precios? Igual les funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *