Facebook puede cambiar la estructura del cerebro


¿Usas mucho Facebook? ¿Tienes muchos amigos en la red social? Pues eso está modificando tu cerebro. Seguramente a mejor (lo que no deja de ser un consuelo). Según un reciente estudio, usar Fecebook activa algunas zonas del cerebro y cambia la estructura cerebral. ¿Pero a mejor? Bueno, digamos que a que sea diferente. El ser humano se adapta a su entorno. Y, si ese entorno se compone de redes sociales y de interactuación a través del ordenador, el ser humano se adapta a ello.

El estudio ha sido elaborado por investigadores del University College en Londres. Según este trabajo, los usuarios con un mayor número de amigos en la red social tienen más materia gris en regiones del cerebro relacionadas con las habilidades sociales. Esto puede suceder por dos motivos. O bien las redes sociales afectan a algunas regiones del cerebro hasta el punto de cambiarlas, o bien las personas que nacen con esas habilidades cerebrales saben «comportarse mejor» en las redes sociales de Internet y, gracias a ello, consiguen más amigos.

El estudio reconoce, por tanto, la importancia de las redes sociales en la actualidad. Algo que algunos aún se resisten a aceptar. Se podría decir que, sobre todo para los jóvenes, saber manejarlas y comportarse en ellas puede ser de gran importancia para el desarrollo de su vida social y de su vida en general.

A partir de ahora, las redes sociales van a estar presentes en la vida de todos nosotros. Cada cual, las usa a su modo y para lo que quiere, pero cada vez es más difícil pasar sin ellas. Especialmente, por parte de los jóvenes. La interacción social que permiten es algo histórico de lo que tal vez aún no seamos del todo conscientes. Todo ello cambiará, no sólo nuestro cerebro, sino nuestra forma de pensar y de comportarnos con el resto de personas, así como cambiará las relaciones de trabajo y de otro tipo. A no ser que te recluyas voluntariamente en un pueblo perdido de la montaña, las redes sociales te afectarán, directa o indirectamente.

Para llevar a cabo el estudio se realizó una resonancia magnética del cerebro a 165 personas a las que se les preguntaban cuestiones como el número de amigos que tenían en Facebook y el número de amigos en el mundo real. Se identificaron tres regiones del cerebro en los que la densidad de materia gris era mayor en aquellos que tenían más amigos en Facebook, mientras que no se encontró relación con los amigos que tenían en el mundo real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.