Darse de baja de Yacom, más difícil que terminar el Dakar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Lamentable, desesperante, vergonzoso, etc. No se puede describir con palabras lo que supone darse de baja de Yacom. Os puedo hablar en primera persona y no le recomiendo a nadie que se dé de alta en Yacom. Si bien esto es muy sencillo porque para darse de alta todo son facilidades y palmaditas en la espalda, darse de baja es más bien todo lo contrario, una odisea.

Siempre he sido de los que se han quejado de Telefónica, pero por lo menos en algunas cosas se comportan más decentemente y como una empresa seria. Sin embargo, otras compañías mediocres como Yacom se aprovechan de los clientes para sacarles todo el dinero posible y más.

Os cuento mi historia. Decidí darme de baja del servicio de llamadas y ADSL porque no lo estaba utilizando. Llamé a uno de esos 902 que tienen a disposición de sus clientes para sacarles todo el dinero posible y tras unas cuantas llamadas por fin pude hablar con alguien para solicitar la baja. Para mi sorpresa, me dijeron que tenía que mandar una carta a Alcobendas, algo tercer mundista que sólo hacen con el ánimo de tocar las narices y lograr que más de uno se desanime y no lo haga por pereza (o que por lo menos se demore unos días más el envío de la carta y te puedan cobrar más).

Tras unos días esperando, recibí un e-mail conforme la solicitud de baja se había tramitado correctamente. Hasta ahí todo parecía de color de rosa, pero para mi sorpresa me seguían cobrando la cuota mensual del servicio y todavía no me habían cobrado la penalización que acepté pagar por la cancelación anticipada del contrato.

Inmediatamente traté de llamar a otro de esos 902 y no pude hablar con nadie porque no estaba en horario comercial. Probé de llamar como si quisiera darme de alta y me atendieron a los 5 segundos (sin exagerar). Entonces le dije a la pobre mujer que me atendió todo lo que me estaba pasando. La única respuesta que me dio es que tenía que llamar de lunes a viernes. Así las cosas, tendré que esperar a que sea lunes y veremos qué es lo que pasa, pero todavía estoy pendiente de que se resuelva todo este infierno.

Tras esta experiencia, está claro que la próxima vez pagaré más para ser tratado de otra forma. No vale la pena ahorrarse unos míseros euros para que luego todo sean problemas. Haced lo que queráis, pero Yacom ya está en mi lista negra de compañías que sólo intentan aprovecharse de los clientes.

Telecomunicaciones,
>

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Todo lo que se diga sobre YA com es poco,son unos miserables,a la hora de contratar con ellos bien,pero si te quieres echar atrás en el periodo legal,es totalmente imposible, les llamas,les mandas correos,les envías cartas certificadas,no hay manera,NO HAY FORMA DE DARSE DE BAJA,y para colmo te mandan mensajes y llamadas de empresas recaudatorias,esa que te llevan a juicio por 20 euros.
    Me da la sensación,que en este país las teleoperadoras como tantas empresas hacen lo que les da la gana y por que no se hace una semana sin móvil,pues hace unos años era así,en esta vida se gana con acciones contundentes,todos somos conscientes de que nos toman el pelo,pero no hacemos nada, y eso les hace tan fuertes.

  2. Atención obsevar bien las facturas,si nos despistamos a la hora de pagar. Una misera llamada de mas para ellos multiplicado por todos nosotros son millones de euros al año a costa nuestra,y esto es asi,o a caso vas a ehar en falta un euro al mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *