Consejos de la Policía y Google para proteger a los niños en internet


La Policía Nacional de España y la empresa Google han comenzado a colaborar para aumentar la seguridad de los menores en internet. La Policía Nacional ofrecerá consejos sobre seguridad y para aumentar la protección de los más pequeños cuando usen la tecnología. La iniciativa pondrá en marcha diversas acciones.

Durante este curso escolar 2013-2014, la Policía ofrecerá a más de cinco mil colegios charlas formativas para la seguridad de alumnos, profesores y padres. Además, se han impreso 40.000 guías sobre seguridad en internet elaboradas por la Policía y editadas por Google.

Seguridad y ciberacoso

Los asuntos que tratará la campaña serán los siguientes:

  • Protección de material sexualmente explícito o violento. Se debe acordar entre padres e hijos unas normas de uso de la tecnología. Según vayan creciendo, se razonarán y consensuará con ellos para alcanzar una mayor libertad y privacidad. En el caso de los más pequeños, los padres pueden instalar programas que filtren acceso a webs y contenido inapropiado o peligroso.
  • Contacto con extraños en línea. Se debe acompañar a los menores en su navegación y tratar de conocer a los amigos virtuales, del mismo modo que se conocen los reales, los compañeros de clase o los amigos del barrio. También hay que hacer comprender a los menores que no es necesario aceptar todas las invitaciones de amistad. Hay que ser selectivo y aceptar sólo a los que conozcan. A las personas desconocidas, siempre hay que tratarlas con una cierta desconfianza.
  • La información personal. Archivos, documentos, fotos, vídeos son la entrada a vulnerabilidades en la seguridad y la salida de información que puede distribuirse sin autorización, lo que constituye un delito. Más allá del delito, hay que educar en el respeto a la privacidad de los demás y la importancia de cuidar la propia.
  • Ciberacoso. Cualquier ataque, humillación, chantaje o broma demasiado pesada se considera ciberacoso y puede llegar a ser considerado un delito. Hay que proteger a los menores de recibir este tipo de comportamientos (se puede ignorar, bloquear al usuario o, incluso, denunciarle), pero también enseñar a respetar a los demás.
  • Malware. Hay que enseñar a los niños las formas de fraude y lo importante que es no facilitar nunca sus datos personales ni a personas ni a empresas al contratar servicios o comprar en línea. Es bueno que conozcan los diferente tipos de malware: virus, troyanos, spam, phishing, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *