Videocámara de Panasonic que graba en 3D


Los fabricantes de videocámaras comienzan a ofrecer cámaras medianamente asequibles que graban en tres dimensiones. Primero fue el cine, luego, le siguió la televisión y, por último, llegan las cámaras de vídeo de gran consumo. El 3D, esta vez sí, ha llegado para quedarse.

Panasonic presenta la HDC-SDT750. Esta videocámara viene con un objetivo de conversión en 3D que graba imágenes del ojo derecho y del ojo izquierdo de forma simultánea a través de sus dos lentes. Las imágenes de ambos ojos (derecho e izquierdo), cada una con 960 x 1080 píxeles de resolución, entran a través de las lentes y se registran utilizando el método de lado a lado. Al colocar el objetivo y conectarlo a un televisor capaz de reproducir en 3D con el método lado a lado se pueden ver imágenes de colores vivos en tren dimensiones desde el sofá de casa. Claro que se necesita, además del televisor capaz de reproducir en 3D con este método, las gafas 3D y el cable con conexión HDMI.

El Sistema 3MOS que incorpora la HDC-SDT750 tiene 7,59 millones de píxeles en movimiento (2,53 megapíxeles multiplicados por tres). Este sensor separa la luz recibida en los tres colores primarios (rojo, verde y azul) y los procesa de forma independiente. De este modo, es capaz de ofrecer imágenes con gran calidad de color y muchísimo detalle. Además, hay que añadir el diámetro de lente a F1.5 y el Crystal Engine PRO, de modo que se aumenta la sensibilidad y permite la grabación brillante en condiciones de poca luz.

La grabación Full-HD a una resolución de 1920 x 1080 píxeles y grabación progresiva a 60 permite una grabación con el doble de información que una cámara convencional. Reduce al mínimo el parpadeo causado por el movimiento del sujeto y produce imágenes nítidas y detalladas. Esta nueva videocámara de Panasonic cuenta con la tecnología Híbrido OIS, un sistema que detecta tanto el desenfoque vertical como el horizontal y los corrige. Además, la estabilización de imagen eléctrica, suprime la degradación de la imagen cuando se usa el zoom.

A un precio recomendado que no supera los 1.500 euros, esta videocámara puede ser perfecta para cortometrajistas que quieran probar su talento en 3D.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.