Robo de identidad


Sin duda alguna seguro que está al tanto del aumento de las tasas de robos de identidad que se están produciendo los últimos años. Los ordenadores están equipados con software que examinan los mensajes entrantes y otros aspectos para garantizar tu seguridad. Entonces, ¿cómo se produce el robo de identidad? ¿cómo podemos protegernos de él?

El «robo de identidad” es un término acuñado el siglo pasado. Para robar la identidad de alguien se debe llegar a ser, literalmente, esa persona. Un ladrón de identidad, no solo le “quita” el nombre, sino que actúa tal y como lo haría su víctima. Lo que quiere es conseguir obtener ciertos datos financieros, personales u otra información, para conseguir perjudicar a la persona suplantada.

Con unos cuantos datos nuestros, más de un listo puede hacernos bastante daño en Internet, no solo económico, sino personal. Es por eso que necesitamos tener este problema en mente para seguir una serie hábitos que pueden evitarnos más de un problema. Estos ladrones pueden robarnos muchos datos, incluso a través del teléfono móvil, por eso es muy importante que tengamos siempre vigilados nuestros dispositivos.

Si te regalan una tableta o un ordenador, debes “desinfectarlo” aunque te aseguren que está limpio. Realiza en Internet un seguimiento de tu información personal, y no dejes tu portátil encendido en cualquier sitio. Mantén todos los programas de tu ordenador actualizados y busca nuevos programas que te garanticen el bloqueo de ciertos servicios de la red. No abras correos de remitentes que no conoces y por su puesto, no pongas tus datos bancarios en cualquier Web que te lo solicite para registrarte.

Internet,
>

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.