Pulsera con código QR para encontrar a niños perdidos


La tecnología, además de entretener y de facilitar las comunicaciones, puede tener diferentes utilidades. Una de ella es la de localizar a personas perdidas y, en concreto, niños. La empresa Jewel QR ha sido la encargada de desarrollar esta nueva herramienta denominada Ayo Help, que se basa en una pulsera a la que se incorpora un código QR.

De esta manera, esta pulsera puede ser llevada por todos los niños para que en caso de que se pierdan se puedan tener los datos de contacto de los padres a través de ese código QR y su escaneo en un smartphone con tan sólo acercarle el dispositivo.

La pulsera

La pulsera, en realidad, consiste en una cinta de tela decorada con dibujos en la que se incorpora una chapa bañada en plata que es el lugar en el que se ubica el código QR, que se graba en el metal.


En este código QR se incluyen los datos de contacto de los padres o de la persona con la que hay que contactar en caso de que el niño se pierda. De esta manera, la persona que lo encuentre puede ponerse en contacto telefónico con progenitores, familiares… para que sepan dónde está.

Sistema

Los padres o persona de contacto deben leer con un lector de códigos QR el que viene en la pulsera y rellenar los datos entre los que figuran el teléfono o la dirección. Posteriormente, tan sólo hay que colocar la pulsera en el niño, ajustarla y cerrarla con el sistema de seguridad.

Utilización

Estas pulseras están pensadas para ser utilizadas en lugares o fechas en las que hay que moverse por multitudes de personas como es el caso de playas, fiestas o parques temáticos, entre otros.

Diseño

De estas pulseras hay diferentes colores y dibujos en los que se puede ver a la mascota Ayo con disfraces de piratas, hada o superhéroe, entre otros motivos. También cuentan con un cierre de seguridad para que el niño no pueda quitársela ni se pierda.

Disponibilidad

Estas pulseras están disponibles en la web de Jewel QR. El precio es de 9,90 euros.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *