M3D, la primera impresora 3D para el consumidor final


Las impresoras 3D están en auge. Sin embargo, no todos los modelos que se han lanzado están preparados para ser utilizados por cualquier persona y para el consumidor final en su día a día. La situación cambia con el lanzamiento de la nueva Micro 3D o M3D. Un nuevo modelo del que sus creadores aseguran que es la primera impresora 3D para el usuario final. Sencillez de uso y un precio más económico forman parte de su carta de presentación.

La impresora

David Jones y Michael Armani son los responsables de M3D, el nuevo modelo de impresora que se define por ser muy sencillo de utilizar, puesto que es muy intuitivo. De hecho, ha sido diseñada para que las propias personas puedan utilizarla para su día a día. Por ejemplo, es posible hacer moldes de magdalenas, juguetes o tazas para tomar el té. Son algunas opciones que se pueden realizar con tan sólo sacarla de la caja.

Para que su uso sea más sencillo, la impresora dispone de varias prestaciones como el denominado Micro Motion Technology, que consiste en un sistema de nivelación y calibración de forma automática que permite que la impresora funcione incluso después de horas de uso.


Aparte, por su interfaz, es posible navegar por múltiples objetos y organizar los modelos 3D descargados en una biblioteca que es muy fácil de consultar. De este modo, el usuario sólo tiene que seleccionar el modelo que quiere y arrastrarlo a la impresora. Tras este paso, debe ajustarlo si es necesario y darle a imprimir.

Además, en este modelo se han incluido algunas innovaciones para que sea más silenciosa y que consuma menos energía en comparación con otros productos de su clase.

Diseño

No sólo se ha innovado en sus funciones, sino también en su diseño, ya que es un modelo que optimiza el espacio. Con un kilo de peso, sus dimensiones son de 116 mm x 109 mm x 113 mm. Está disponible en cinco colores.

Precio y disponibilidad

La impresora ya se puede pedir a través de su página web, aunque todavía es un proyecto de Kickstarter dónde hay una campaña abierta hasta el próximo día 7 de mayo para recaudar 50.000 dólares para producirla a gran escala. Su precio es de 299 dólares, es decir, alrededor de 218 euros.

Impresoras,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *