Liquipel permite sumergir los ‘smartphones’ bajo el agua


La empresa Liquipel ha creado uno de los inventos revolucionarios. Se trata de convertir cualquier teléfono móvil en un dispositivo acuático, todo ello gracias a un protector químico que aísla los ‘smartphones’ de cualquier líquido que entre en contacto con él.

Los dispositivos móviles han supuesto un gran avance para los usuarios en cuanto a conectividad, ya que pueden acceder a cualquier tipo de información o contactar con otras personas en cualquier momento y lugar. Sin embargo, no están exentos de accidentes, ya sea en el baño en la cocina, en la piscina o en la playa existe el riesgo de que se te pueda caer al agua

Pues bien, Liquipel ha conseguido evitar que el teléfono quede dañado en caso de que se derrame sobre el cualquier líquido por encima de su carcasa. La compañía ha creado un protector químico, del mismo nombre que la empresa, que aísla por completo el ‘smartphone’ del contacto con cualquier líquido. De esta manera, el terminal seguirá funcionando aunque se caiga al fondo del mar.

Es importante señalar que este invento no se trata de una carcasa o un protector físico sino de un tratamiento químico que se debe aplicar con sumo cuidado, por ello se pide a los usuarios interesados enviar su ‘smartphone’ a la oficina de Liquipel para que sea tratado. Eso sí, la oficina está en California. El coste de este servicio parte desde los 59 dólares. Dispositivos de HTC, Motorola y Samsung son los que por el momento puede recibir este tratamiento.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *