Jibo, el robot que se convierte en asistente personal en el hogar

robot hogar
La electrónica y la robótica de vez en cuando muestran dispositivos y gadgets un tanto sorprendentes o, como poco, curiosos. Es el caso de Jibo, que es un robot que es como un asistente personal, pero para el hogar. De hecho, puede oír, ver, hablar, tiene capacidad de aprender y responde al tacto.

El robot

Jibo ha sido desarrollado por la empresa del mismo nombre, que ha sido impulsada por una profesora del MIT Medio Lab. Este robot tiene varias capacidades. Por ejemplo, puede ver gracias a dos cámaras de alta resolución que reconocen y están preparadas para hacer un seguimiento de los rostros, fotos de captura y que permiten llamadas de vídeo inmersivo.

También puede oír porque lleva micrófonos y un sistema de procesamiento del lenguaje natural con el que se posibilita que se pueda hablar con el robot desde cualquier punto de la habitación.

Pero es que además Jibo está preparado para conversar y, por ejemplo, avisar de las tareas que se deben realizar, hacer recordatorios… siendo así como un asistente personal, que es de gran ayuda para que las tareas cotidianas sean más fáciles. Los mensajes se dicen a la persona adecuada de la unidad familiar a través del sistema de reconocimiento de caras.


Además, gracias a los algoritmos de inteligencia artificial, el robot puede aprender las preferencias de cada uno o de la familia para encajar mejor en el entorno. También es capaz de comunicarse y expresarse haciendo uso de señales sociales y emotivas.

El robot es útil para personas de cualquier franja de edad. Por ejemplo, a los adultos puede ayudarles a administrar y organizar la vida del hogar, mientras que para las personas mayores puede ser un compañero. Para los niños, se convierte en un narrador y en un amigo para jugar.

Precio y disponibilidad

Jibo de momento no está a la venta, aunque sí puede hacerse una orden de reserva a través de la página oficial. Su precio es de unos 749 dólares.

Electrónica,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *