El primer ordenador de la historia


Aunque muy poca gente realmente se preocupa por conocer cuando se realizó, la mayoría de las personas tienen un ordenador en su casa. Para muchos entusiastas de la tecnología, es muy importante conocer la historia de estos aparatos que les quitan tanto tiempo libre. Los ordenadores, como todos sabemos, se han convertido en un sistema de conexión mundial de tal manera que si alguna vez estos dejaran de funcionar el caos se apoderaría de la mayoría de los rincones de la tierra.

Los ordenadores son máquinas diseñadas para el control de datos y para realizar acciones de acuerdo con las instrucciones que se le van dando. En el año 1837, Charles Babbage fue el primero en empezar a pensar que se podría crear algún aparato que funcionara como un equipo. Finalmente, diseño una especie de ordenador mecánico programable que llamó «La Máquina Analítica«. Debido a su limitada financiación, y a su incapacidad de mejorar su proyecto, Babbage nunca terminó construyéndola realmente.

A continuación, Konrad Zuse se puso manos a la obra en 1941. También quería diseñar algo con elementos electromecánicos. El diseño se llamó “Z machines” que se convirtió en primera máquina de trabajo, que contaba con aritmética binaria. Zuse estableció la primera empresa informática en 1946. Después de cinco largos años apareció ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer), el cual fue considerado como el primer equipo.

ENIAC era un equipo digital que podía ser reprogramado para encontrar una solución a una amplia gama de problemas de computación. ENIAC era enorme, si se compara con los equipos modernos. Contenía alrededor de 17.468 tubos, 7.200 diodos de cristal, 1.500 relés, 70.000 resistencias, 10.000 condensadores y unos 5 millones de uniones soldadas. Consumía alrededor de 150 kW de potencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.