Cómo sobrevivir tecnológicamente después de un desastre natural


Se acerca el fin del mundo y eso se nota: todo el mundo habla de ello, aunque lo más probable es que, finalmente nada ocurra y todo siga igual como siempre. Las profecías para eso sirven, para desmentirse a sí mismas.

Por este motivo, debido a la cercanía del 21 de diciembre, os hemos querido traer una pequeña guía de supervivencia en caso de desastre natural, enfocada principalmente a las cuestiones tecnológicas.

Cómo conseguir electricidad

El huracán Sandy ya dejó a una parte importante de la población sin electricidad, Internet y cobertura de móvil, tres elementos cruciales en los tiempos que corren.

Está claro que la búsqueda de electricidad es fundamental. Cuando ocurrió el huracán se colapsaron los sistemas eléctricos de las grandes ciudades. Con toda seguridad, eso volvería a ocurrir en el caso de un nuevo desastre. Además, el colapso tarda varios días en solucionarse.

En estos casos podemos disponer de aparatos como BioLite HomeStove, una máquina que sirve para cocinar y también para cargar toda case de aparatos eléctricos. Lo interesante de este gadget, es que utiliza madera para cargarse a sí mismo. No será suficiente para establecer un suministro eléctrico en toda una casa, pero sí bastará para los pequeños objetos.

También es importante contar en casa con medidores inteligentes de electricidad, que suministra la propia compañía. Tenerlos en casa nos garantiza que la compañía eléctrica restablecerá la energía primero en nuestras casas. El motivo es sencillo: Gracias a estos aparatos la compañía eléctrica conoce al instante el estado de nuestra instalación y cómo arreglarla. Tenerlos nos situará entre los primeros a la hora de recibir la reparación.

En la propia calle también es fácil encontrar suministro eléctrico: muchas farolas cuentan con enchufes preparados para labores de mantenimiento. Ciertas cajas de conexión eléctrica también disponen de ellos y abundan en las ciudades.

Cómo recuperar Wi-Fi y cobertura telefónica

Las telecomunicaciones son fundamentales en caso de desastre: la cobertura telefónica y el Wi-fi juegan un papel fundamental hoy en día. En caso de desastre conviene recorrer la ciudad en busca de antenas de telefonía móvil que no hayan sido dañadas.

En cuanto al Wi-Fi, podremos aprovecharnos de establecimientos públicos para servirnos de él. Probablemente Hospitales, lugares pertenecientes a al ayuntamiento o comisarías de policía dispongan de conexión antes que los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *