Cómo NO buscar empleo a través de internet


La mayoría de la gente, especialmente, los más jóvenes, usan internet para buscar empleo. Es un método cómodo y rápido. Sin embargo, muchas veces no funciona. A continuación, os explicamos los principales errores a la hora de buscar un trabajo a través de la red.

El primer error es subir a los portales de empleo un perfil incompleto. Si una empresa busca trabajadores, quieren saber quiénes son. Como en la vida real. Si finalmente te eligen para la entrevista, normalmente, el último paso antes de la contratación definitiva, te van a conocer personalmente y te van a hacer muchas más preguntas que las que aparecen en tu perfil virtual. Así que, ¿para qué guardarse información?

En relación con lo anterior, igual que tú investigas en internet sobre la empresa en la que quieres trabajar, ellos pueden hacer lo mismo contigo. Te van a “googlear”, así que no está de más cuidar la imagen que das en la red. Nos guste o no, el caso es que gracias a internet se puede saber mucho de una persona.

Muchas personas, en los procesos de selección, participan por participar. Tal vez para tratar de tranquilizar a su conciencia. “He mandado cien currículos y no me llaman”. Bueno, mejor elegir los puestos que se adecúen mejor a nuestro perfil y desechar el resto.

La comodidad de buscar trabajo por internet es para todos. Hay millones de currículos en la red, así que hay que destacar siendo activo. Actualizando los datos, buscando nuevas páginas de empleo, nuevos canales, buscando nuevas empresas, nuevos proyectos, cursos. No basta con mandar CV de vez en cuando.

Como en la vida real, también en la red hay que cultivar los contactos. Una buena parte de los trabajos se consiguen gracias a conocidos, amigos y familiares. Es así y es inútil cerrar los ojos ante ello.

Hace años se aconsejaba que el currículo no sobrepasara una hoja. Pero porque una hoja es algo físico. En el mundo virtual esa limitación no existe, así como también se permiten otros formatos (siempre dependiendo del tipo de puesto al que se aspire). Por ejemplo, si buscas trabajo como diseñador gráfico, es obvio que un CV sólo en formato texto dice poco de ti.

Por último, no descartes el envío físico y, mejor aún, presencial. Ir a la sede de la compañía o a la empresa de selección demuestra que nos interesa el puesto tanto como para perder el tiempo y entregar nuestro currículo “en mano”.

Internet,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *