Acuerdo entre las operadoras para respetar a los clientes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Situación 1: Cuatro de la mañana, te encuentras soñando con Raquel Welch o Marcello Mastroianni, según la tendencia de cada cual, y un mensaje del móvil, que está en la mesilla, te saca del maravilloso sueño en el que estabas inmerso. Lo primero que piensas es que se ha producido una desgracia en la familia (¿por qué siempre pensamos primero en lo malo?). Abres el mensaje y descubres que es un mensaje de un operador que te hace una gran oferta que, por supuesto, a esas horas y en esas condiciones, ni te puedes planteas. Lo peor: te desvelas.

Situación 2: Domingo, comilona familiar, disfrutas de tus sobrinos, a los que hace años que no ves, de un buen vino y una copa después de comer, risas, conversaciones con tus seres queridos y recibes una llamada al móvil. ¿Será de la oficina un domingo? Es una amable teleoperadora que intenta convencerte para que te cambies de operador de móvil porque sus tarifas, claro, son más baratas y, además, te regalan el último modelo de móvil.

La buena noticia es que las operadoras se han puesto de acuerdo para que estos situaciones no vuelvan a producirse. Para molestar menos. Algo es algo.

Así, las principales compañías que operan en España, Yoigo, Telefónica, Vodafone, Orange y Ono, han firmado un acuerdo por el que se comprometen a no molestar tanto a los clientes. Por supuesto, esto no significa que no vayan a realizar llamadas de captación de nuevos clientes o de retención de los que ya tienen. Pero, al menos, lo harán en menor medida y a hora razonables. Razonables según su criterio, claro.

Los operadores han acordado no llamar en tres meses a aquellos clientes que no han manifestado interés en las ofertas presentadas y, además, si el cliente decide que no quiere más información en ese tema, debe ser tenido en cuenta. Por otra parte, se limita a tres el número de llamadas cada mes sobre clientes no contactados.

En cuanto a las horas de llamada, no se podrán realizar fuera de horarios comerciales que ellos consideran que son de lunes a viernes de 9 a 22 horas y los sábados de 9 a 14 horas. Al menos, no se recibirán llamadas insospechadas los domingos, los festivos o de madrugada.

Otros puntos del acuerdo son que la operadora deberá identificarse claramente, que no podrán usarse números ocultos ni sin posibilidad de rellamada, que no se podrán utilizar medios engañosos, fraudulentos o desleales para la competencia (por ejemplo, con la intención de obtener datos del usuario).

La intención es buena. Ojalá lo cumplan. De momento, han acordado también reunirse cada seis meses para comprobar la correcta aplicación del código.

Noticias, Telecomunicaciones,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *