Las débiles ventas del Galaxy S4 hacen dudar a Samsung


En Samsung descorcharon el champán demasiado pronto. Se convirtieron en una empresa líder en el segmento de los smartphones y lograron desbancar a Apple y su famosos iPhone, pero las cosas podrían cambiar mucho en los próximos meses si no enderezan su ambiciosa estrategia a tiempo. El mercado parece estar más saturado que nunca y requiere una respuesta rápida y eficaz.

Incertidumbre

Los directivos de la compañía japonesa están preocupados por las débiles ventas que ha registrado el Samsung Galaxy S4, un teléfono móvil inteligente en el que habían depositado muchas esperanzas y que al principio se vendía como churros. En estos momentos existe tanta competencia que resulta difícil vender un terminal a un precio tan elevado y es por ello que se van a reunir con 400 inversores y analistas en Seúl el próximo 6 de noviembre.


Con ello lo que pretenden es trazar las nuevas líneas de actuación para que su liderazgo se consolide en el largo plazo. Los accionistas empiezan a estar un poco nerviosos y es por ello que quieren reunirse con tanta urgencia. En 2009 pronosticaron 400.000 millones de dólares de ingresos y convertirse en una de las 10 mejores marcas del mundo. En estos momentos deben conformarse con menos de la mitad, ya que en 2012 facturaron 183.1000 millones de dólares, que tampoco está nada mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *