GameGadget, nueva consola portátil de juegos retro


Parecía, desde hace algún tiempo, que el mercado de las consolas portátiles estaba copado y que nada nuevo podía aparecer. Los pequeños y potentes dispositivos Nintendo 3DS y PlayStation Vita parecían suficientes para los gustos de los más jugones. Pero, de repente, ha aparecido un competidor: GameGadget, una consola inglesa. Ya se sabe que los británicos son muy suyos.

GameGadget es una consola de formato portátil fabricada en el Reino Unido. Pero, ¿qué tiene que no ofrezcan ya las que existen en el mercado? La idea no es crear los juegos más espectaculares, sino dar libertad a los diseñadores de juegos y, por tanto, también a los usuarios. Los creadores de contenidos tendrán toda la libertad para vender como quieran sus diseños.

El diseño de la GameGadget es moderno y parece muy manejable. Pero lo más importante es que, según sospechan los expertos, será una máquina que ofrecerá un enorme catálogo de juegos y otro tipo de propuestas.

Cuenta con una CPU de doble núcleo a 433 MHz, una memoria RAM de 64 MB, memoria Flash interna de 2 GB y una pantalla LCD de 3,5 pulgadas. En cuanto a los controles, tiene stick digital, cuatro botones frontales, dos laterales y botones para las funciones Start, Select y Reset.

También ofrece altavoces estéreo, entrada para auriculares y conexión para televisión. La resolución de la pantalla es de 320 x 240 píxeles con colores de 16 bits. Por otra parte, tiene una conexión micro USB y se puede ampliar la memoria con tarjetas de memoria SD y SDHC. Sus dimensiones son de 140 x 75 x 16 milímetros.

El otro punto fuerte respecto a sus competidoras es que saldrá al mercado a un precio de 100 libras esterlinas. Es un precio bastante ajustado que puede convencer a más de uno, sobre todo, en estos tiempos de crisis.

Otra interesante propuesta es la mecánica de descargas de contenidos, que será similar a la de un iPod. Ya hay editores y desarrolladores de contenidos trabajando para la consola. La idea general parce ir encaminada a diseñar videojuegos retro, tanto juegos clásicos como nuevos títulos inspirados en juegos del pasado. Se podrán comprar de forma individual o en packs. Serán los editores los que decidan cómo venderlos y distribuirlos. Como si fueran aplicaciones para móviles. Interesante propuesta, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *