Conocer el protocolo de tu correo


Seguro que has oído muchas veces los términos IMAP y POP3 y, en realidad, no sabes que significan. El primero, IMAP, son las siglas de “Internet Message Access Protocol” y se pronuncia “Eye-map”. Se trata de un método de acceso a los mensajes de correo electrónico en un servidor sin tener que descargarlos a tu disco duro local. Esta es la principal diferencia entre IMAP y el otro (también muy popular) protocolo de correo electrónico llamado “POP3”.

Este otro protocolo del que te hablamos, el POP3, obliga a los usuarios a tener que descargar los emails en su disco duro antes de proceder a su lectura. La ventaja de utilizar un servidor de correo IMAP es que los usuarios pueden consultar su correo desde varios ordenadores y siempre verán los mismos mensajes. Esto es, porque los mensajes permanecen en el servidor hasta que el usuario elige descargarlos a su unidad local.

La mayoría de los sistemas de correo electrónico están basados en la tecnología IMAP, que te permite acceder tanto a los mensajes enviados como a los recibidos sin importar qué equipo estés utilizando para comprobar tu correo. La mayoría de los programas cliente de correo como Microsoft Outlook y Mac OS X Mail te permiten especificar qué tipo de protocolo electrónico utilizas.

Si utilizas el servicio de correo de tu ISP (siglas de Internet Service Provider- Proveedor de Servicios de Internet), debes consultar con ellos para averiguar si tu servidor de correo electrónico utiliza IMAP o POP3. Si introduces una configuración del protocolo incorrecta, tu programa de correo electrónico no será capaz de enviar o recibir correos.