WhatsApp y los peligros que supone
WhatsApp Messenger es una aplicación de mensajería móvil multiplataforma que nació con el objetivo de sustituir a los mensajes SMS. Si se disfruta de una tarifa plana de datos de Internet para el móvil, el usuario se puede olvidar de pagar por los SMS. WhatsApp se puede usar en el iPhone, en una BlackBerry o en móviles que funcionen bajo Android o el sistema Nokia Symbian 60. En definitiva, una mensajería con más posibilidades y a un menor coste.

Algunas características son similares a las aplicaciones de mensajería instantánea tradicionales -el Messenger o el chat de Gmail- como la posibilidad que tiene el usuario de mostrar su estado: ocupado, disponible, ausente, etcétera. La aplicación se ha propagado rápidamente. Cualquiera que tenga un teléfono inteligente y una tarifa plana de Internet en el móvil usa WhatsApp.

Pero la popular aplicación no está exenta de peligros. Por dos razones: en primer lugar, recopila mucha información del usuario; y, en segundo lugar, no envía los mensajes de forma cifrada.

WhatsApp almacena en el teléfono del usuario un par de archivos que no están cifrados y que almacenan datos como los mensajes enviados y la lista de contactos. Además, aunque se borren los mensajes y no se vean en la bandeja de entrada, seguirán almacenados en un archivo llamado msgstore.db. Muchos datos a disposición de cualquiera que acceda al teléfono.

Y hay algo que agrava aún más la situación. También se guardan las coordenadas geográficas de los mensajes siempre que el usuario tenga activo el GPS. En resumen, se puede conocer el contenido del mensaje y desde dónde se envió.

La versión para Android es aún más vulnerable. Guarda prácticamente todo en un archivo. Para un experto informático no es difícil elaborar una lista de destinatarios, remitentes, mensajes y otros datos del servicio de mensajería.

Es cierto que para acceder a estos datos hay que tener acceso al terminal móvil. Así que, si usas WhatsApp, es mejor que tengas tu móvil protegido con contraseña. Nunca se sabe si te lo dejarás olvidado en alguna parte ni quién lo encontrará.