Duolingo, aprender un idioma traduciendo páginas web
Duolingo es una nueva idea basada en la colaboración en la gran red de Internet. Se trata de ayudar en la traducción de textos a cambio de aprender, al mismo tiempo, el idioma. Se podría decir que es un intercambio, un trueque de ideas, de conocimiento, de trabajo por saber.

Según cuentan en la propia web de Duolingo, uno de los objetivos es salvar la barrera del idioma que se convierte, en muchas ocasiones, en un obstáculo para difundir universalmente el conocimiento humano. Preciosa idea. No es la primera que surge en este sentido, pero quizá sí sea la primera que ofrece algo a cambio. Las aplicaciones informáticas pueden traducir textos automáticamente, pero nunca lo harán con la precisión y con el sentido del lenguaje que posee una persona. Al menos, de momento.

Esta nueva idea la ha lanzado Luis von Ahn, que ya ha tenido otras interesantes propuestas, como el germen de lo que luego se convertiría en Google Image Labeler, un sistema para etiquetar las imágenes en Internet, o reCAPTCHA, un método para detener el envío automático de spam.

El servicio aún no está funcionando, pero cualquier persona puede apuntarse a su lista de correo para recibir las novedades y comenzar a usarlo en cuanto esté disponible. La idea es tener a todo el mundo (bueno, sería más exacto decir a todo usuario de Internet, casi dos mil millones de personas), traduciendo cualquier texto en cualquier idioma y de forma gratuita. Una forma para aprender un idioma extranjero y ayudar a traducir, al mismo tiempo, toda la información de la web. Claro que, por estadística y número de hablantes, serán más fácil aprender inglés o español que esloveno.

En parte, sería una forma de que mucha gente que no colabora en la petición de mejora de traducción que, por ejemplo, pide el traductor de Google, ya que se hace por nada, comience a colaborar. Habrá que ver si el método de aprendizaje es eficiente. Pero, en principio, parece una idea estupenda y original para aprender o mejorar nuestros conocimientos de un idioma. Al menos, en lo que se refiere a gramática, vocabulario y, en general, todo lo que tenga que ver con el texto escrito. El asunto de la pronunciación y los sonidos de una lengua será más difícil de enseñar con este sistema.